jueves, 22 de noviembre de 2012

Coppel.




Pensaba desde hace ya varios meses en algo que me parece interesante (no sé si ya lo usan o ha pasado por su mente usarlo pero aquí va). 

Como he comentado en ocasiones pasadas siempre regalo juguetes a mis ahijaditos, sobrinitos, hijos de mis amigas y demás, en cualquiera de sus festejos es mayor la emoción de un niño cuando le regalas algo con que jugar que cuando le regalas algo que ponerse (seguramente con la mamá esta ecuación corre a la inversa), por lo que en cumpleaños del niño y en navidad, es seguro que tendrán un juguete de la Nina Macu. 

El registro o “picos” de mis compras pueden seguirse fácilmente: Principios de diciembre (compras de juguetes para navidad) y en los meses de: abril, agosto, septiembre, noviembre que son los cumpleaños de la mayoría de los niños, seguramente si revisan mi historial de compras verán compras en esas fechas de un mismo segmento de productos desde hace ya 5 años. 

Me preguntaban también no hace mucho ( agosto para ser más exacta), porque siempre compraba estos regalos en el mismo lugar (todas mis compras navideñas infantiles y de cumpleaños de los niños son en Coppel, ya lo he escrito antes por aquí y al que me pregunta también se lo digo), las razones son que: la existencia y variedad de juguetes es media, no me pierdo entre pasillos de juguetes como en otros lugares, hay estilos para las edades de todos los niños ( compro juguetes para niño y niña de 5 años hasta bebés de 1 mes de nacido), venden marcas reconocidas y de precios bastante similares que en otros lugares. El precio es importante sin embargo no me desgarro las vestiduras ni invierto días en buscar aquí y allá a ver en qué lugar me sale más barato (para ese entonces ya habré gastado más gasolina y tiempo (que también vale) en estar yendo de un lugar a otro investigando).  

Me preguntaban (ya entradas en cuestionamientos), si lo atractivo de mis compras en Coppel resultaban las mensualidades o poder pagar a meses… en realidad tampoco son las mensualidades pues suelo saldar mis compras al mes de que las adquiero la mayoría de las veces, -¿Ponen descuento en juguetes entonces?- preguntó mi interlocutora… -no tampoco ponen descuentos en juguetes… por cierto es raro que me entere que pongan descuentos- contesté mientras dábamos casi por concluida la conversación. 

A raíz de esto, estuve pensando ( lo repito, no sé si ya cuentan con esta estrategia), pero como usuaria o cliente de su marca, veo una buena oportunidad de comunicación para conmigo que aún no han aprovechado ( esta igual puede aplicarse para una gama amplia de clientes que se encuentran tal vez en la misma situación que yo), para ti Coppel es fácil tener un registro de mis compras pues soy tu cliente, tengo una tarjeta que te genera un historial y  te dice cuál es mi comportamiento de compra (ya sea crédito o contado), el monto al que ascienden mis adquisiciones y por supuesto a que segmento y línea de productos pertenece, en qué meses las hago, sabes que hay temporadas en las que indiscutiblemente regreso ( tengo 5 años comprándote juguetes, dos años seguidos comprando triciclos (una misma marca de triciclos no la cambio), este 2012 será mi segundo año consecutivo en que compraré un patín del diablo para navidad, etc.), tú  sabes mejor que yo que es lo que compro o he comprado, está en tus archivos, estoy en tus datos.)

¿Por qué no generar un boletín electrónico segmentado?, con imágenes de nuevos productos, nuevas marcas, (obviamente este boletín será una herramienta interesante con la que podrás negociar con tus proveedores: impulsar una marca, un modelo, conseguir mejores plazos, descuentos, etc.)  Imagina que puedas informarme en directo cuales son las novedades en las líneas de producto que compro, ¿Por qué no motivar e incrementar mi volumen de compras ofreciéndome un descuento en  el área en el que mayormente realizo mis adquisiciones?, imagina que me envías un vale a mi correo, un vale que yo pueda imprimir (obviamente con un código y registro, con plazo o vigencia de uso  de un mes o 15 días en el que puedo hacer valido mi beneficio), con el cual pueda llegar yo a una tienda realizar mis compras y obtener el descuento, yo obtengo un descuento y tu obtienes un mayor volumen en mi ticket promedio (que es al final de cuentas lo que estás buscando).

¿Qué tal este mismo vale o descuento durante los meses que me ausento? , Qué tal una tarjetita azul Coppel en la que me digas:  te doy esta tarjeta, en donde todas las compras que realices en el departamento de tu elección ( tener la opción de programar la tarjeta para usarla en el departamento o marca que más me convenga: juguetes, zapatos, electrónica, enseres), como cliente obtendrás un beneficio: descuento, puntos, sorteos, etc. ( tú lo decides) o bien por haber realizado mi abono a tiempo o haber liquidado mi deuda esa misma tarjeta azul me permite entrar en una rifa mensual de X o Y producto que sortearás entre tus clientes cumplidos y puntuales, me estás dando una razón más para seguir contigo,  me estás hablando de tú a tú. Ambos obtenemos un beneficio.

Después de la conversación que menciono al inicio de esta redacción en verdad me quedé pensando sobre la importancia de mantener una conversación más personal y segmentada como cliente, sabes muchísimo de mí en datos duros que puedes pulir y aprovechar, aprovechar y mejorar la cadena de valor: Proveedores- Tienda- Cliente,  para crear y tener clientes más fieles y contentos, mejorar la comunicación, explorar y por supuesto descubrir y trabajar nichos que estoy segura existen ya entre tus bien identificados segmentos. 

 ¿Qué te parece?

Nos vemos pronto que iré por el regalo de los niños (que son nueve por cierto).

Pd. Hay otra línea en la que en los últimos meses he realizado compras (por recomendación), ¿ya la notaste?

Macu. 
CEO of www.kitschmacu.com 

2 comentarios: