Mostrando entradas con la etiqueta Coppel. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Coppel. Mostrar todas las entradas

miércoles, 19 de abril de 2017

Renueva tu hogar con Chayanne | Coppel





Amor y respeto principios fundamentales de las Lovemark y bueno diría yo puntos básicos a trabajar para el branding bien hecho.

Un respeto inmenso en lo interno, por lo que la marca hace, como lo hace, porque ha decidido hacerlo así y cuál es el propósito fundamental de sus acciones, consistencia y bueno los puntos indispensables para el respeto: desempeño, confianza y reputación. Y obviamente y adjunto un respeto inmenso por su mercado meta.

Son varios posts en los que comento, el buenísimo trabajo que Coppel ha realizado en cuanto a comunicación, imagen, tono, forma, mensajes, encontraron definitivamente la personalidad de la marca y han sido impecables en transmitirlo.

Lo que más disfruto de esta comunicación es la evolución obvia de los viejos comerciales producidos por la televisora local a las producciones actuales: deleite visual, un storytelling optimista, product placement discreto pero poderoso que genera una atmosfera aspiracional, alcanzable y dignísima para la audiencia y mercado meta.

Coppel hace una tercera entrega de campaña con Chayanne: “Renueva tu hogar”, 41 segundos de un sueño que es completamente alcanzable para cualquiera que se integre a la mecánica de participación: un mejor hogar para mamá, un auto,  un cambio de look, nos muestran un Chayanne danzarín y entregado, contento, que colabora con el sueño que se vuelve realidad y que dignifica, que renueva la vida y del cual él también es participante activo.

Por cierto, me resulta todo un acierto la elección del boricua como vocero de marca de las últimas campañas, genera un rapport interesantísimo con el segmento de mujeres de entre 30 a 45 años, que conocen / conocemos perfectamente la carrera del caballero y con quien con el paso de los años y de
manera paralela podemos “voltear” y sopesar el transcurrir del tiempo, la compañía de la voz, de los ritmos, la evolución, el crecimiento, la madurez, los planes concretados, el trabajo, la familia y los pequeños logros. Un punto de encuentro interesantísimo con lo pleno y la vida.

Por cierto suena Chayanne en la radio mientras escribo este post.

Mis respetos totales Coppel.

Macu. Kitschmacu. 

Pd. Dios, con el bronceado sobre fondo rosa, Dios, Dios. 

jueves, 13 de octubre de 2016

Renovación de salones de cómputo | Coppel








¿De qué se trata Coppel?, de que ame yo tu comunicación eternamente al parecer. Iré por puntos (que son dos).

1.   Soy una convencida de que la educación es el camino correcto a sociedades más justas y transformadoras, a empresas más competitivas e innovadoras, a ciudadanos más participativos e íntegros. La educación, expande nuestra conciencia, nos muestra nuestras particularidades y habilidades, nos reta, inspira y apasiona, nos vuelve menos manipulables, nos desafía y nos saca de nuestra zona de confort y de espacios de ignorancia y conformismo, la educación es trascendencia, una herramienta poderosa, citaré una frase que leí hace un tiempo en el libro “mi pasión por la educación” de Rafael Rangel Sostmann ex rector del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey: “Para aprovechar las oportunidades que el mundo nos ofrece, es necesario hacer que los mexicanos tengan educación básica de calidad, no es suficiente firmar tratados comerciales y atraer inversión, es importante educar a la población. La educación nos traerá más tratados y más inversiones, pues todo mundo desea asociarse con alguien que está educada”. Claro, real y contundente, la educación es revolución.

2.   Esta iniciativa de Coppel me recuerda… En 1987 cursaba yo el primer año de primaria, en la escuela pública "22 de diciembre", que está justo en la esquina mi calle de mi antiguo barrio ( disculparán ustedes tanta posesión, pero a los seis años uno cree que todo es propio), en ese entonces y por donativo, mi escuela fue la primera en todo el país en contar con un aula llamada COEBA, el sueño monumental de tecnología y educación conjugadas, esta sala COEBA, a la que asistíamos al menos una vez a la semana, contaba con una computadora majestuosamente manejada por el profesor Octavio, que proyectaba en una pantalla (la cual en ese entonces me parecía enorme y vanguardista) y nos impartían temas de ciencias naturales: el sistema solar (sí, sí que veíamos los planetas moverse en esa pantalla), la fotosíntesis, un poco de historia de México y seguramente algo de matemáticas. ¿Qué acabas de hacer Coppel?, acabas de hacer que hacer que mi niña de seis años vuelva a sentir la emoción de la entrega de un aula llena de cosas nuevas, así como están los alumnos del vídeo, así estuve yo, con mi uniforme de falda azul marino y blusita blanca, con un moño de bolitas prendido al pecho, esperando a que abrieran la puerta del nuevo salón, con la misma expectativa, con unas ganas enormes de descubrir, de aprender y de soñar, porque a los seis años uno tiene mucho que explorar. Así como hoy los veo, me llena de emoción decir que yo me vi.

     Es inspirador y refrescante ver cómo es que hay empresas que se vuelven protagonistas  y generan momentos y espacios propios para tocar vidas y potenciar capacidades, vale la pena, en verdad que educar vale la pena.

Macu. Kitschmacu.


Pd. Anexo foto de la petite moi a la tierna edad de 6 años justo en mi primer día de primaria. 

Pd2. Por cierto, de chica quería ser maestra. 

martes, 6 de septiembre de 2016

Coppel es para ti






Coppel es una de las marcas sobre las que más me gusta escribir en el blog, las razones van desde su buen trabajo de comunicación, la evolución de la marca a lo largo de los años, la “cercanía” con la que percibo su presencia real y tangible en mi vida. Rememorando un poquito uno de mis posts viejitos, comentaba que entre mis memorias infantiles están las esperas por mi mamá en las escaleras de Coppel Escobedo, o bien las visitas a la tienda en búsqueda de la ropa que estrenaríamos para el día del niño mi hermano y yo, los zapatos nuevos, mi mamá y su tarjeta amarilla, esa que todavía tiene firmada desde hace más de 30 años,  los anuncios en la tv local en donde y por cuestiones de la temporada de calor, anunciaban “la llegada del diablo del calor” ´para recordarnos que en sus establecimientos se podían adquirir abanicos, aires acondicionados y coolers para hacer más llevadera esta época del año.

El olor a la tienda, las escaleras, mi mamá, la ropa nueva, la infancia.

Ahora bien en tiempos recientes y desde hace algunos años Coppel nos dio la bienvenida a la Attraction Economy, ¿qué es eso?, nada más y nada menos que la habilidad de entretener, satisfacer y sorprender a los consumidores en todo lo largo y ancho de su gustos y pasiones. Con esta Attraction Economy Coppel nos presenta pues el amor, un amor que en la marca llega para quedarse, que genera conexiones emocionales con los consumidores y es por ende un diferenciador arrasador (y emotivo) en el mercado. (Sí, por eso los anuncios que generan hoy son tan irresistiblemente bonitos y nos llegan directito al corazón)

Somos seres emocionales, entonces en asuntos de comunicación, publicidad, industria ¿Por qué hemos descartado las emociones, cuando son las mismas emociones las que juegan un rol central en nuestra vida diaria?, no hay razón de hacerlo y Coppel lo entendió muy bien. Tan bien, que como escribí hace algunos posts, la considero la primera gran Lovemark mexicana.

Las Lovemarks son marcas carismáticas, con las cuales las personas nos emocionamos, que percibimos cercanas, por las que sentimos empatía, simpatía y amor. Es una marca evolucionada y llena de emociones, aquella que se ha vuelto irresistible, que no podemos reemplazar.

Lovemark= Respeto + Amor

Esta es la meta de todas las marcas, amor (emoción) más un sólido respeto. ¿Por qué estos dos elementos?, bueno… Un alto respeto se traduce en lealtad, una lealtad de larga duración que va más allá de la razón, justo ese punto en donde llegar el amor y la revolución creativa.

¿Cómo no amar la comunicación de Coppel si en cada spot / campaña nos cuentan una historia?, si en estas historias nos recuerdan el paso del tiempo, nuestro andar por la escuela, el amor de familia, la alegría de compartir, la recompensa del esfuerzo, la confianza en la palabra, la protección de los padres, el inquebrantable ímpetu y la ternura de mamá, la complicidad de la pareja, la ilusión de los pequeños.

Experiencias emocionales… esas, de esas que todos los días sentimos, que vivimos.  

Macu. Kitschmacu.


Pd. Y además salen perritos en sus anuncios, ah y gatitos. Más amor, gracias. 

jueves, 26 de noviembre de 2015

Vuelve a creer e ilumina tu Navidad | Coppel






La época navideña se empieza a sentir de poco a poquito, las tiendas lucen ya los decorados propios de la temporada, el clima es un poco más frío, los días más cortos, las noches más largas y desde la parte de medios y mensajes vemos cómo es que son cada vez más las firmas que nos hacen llegar sus buenos deseos, recordatorios, promociones y demás. Desde hace algunos años Coppel presenta a los espectadores historias de navidades luminosas, musicales, navidades en familia, entre personas que disfrutan el encuentro, se abrazan, comparten, sonríen y que por supuesto se sienten felices de estar en compañía. Ahora bien, desde el lado de la producción y la estrategia publicitaria los señores de Coppel, como lo he dicho anteriormente (en posts de años pasados) son unos excelentes ejecutores y productores visuales, las tomas son limpias, exactas, sumamente cuidadas y por supuesto bien logradas en comunicación. El storytelling de la marca es uno de sus fuertes y lo saben, nos presentan historias que a mi parecer cubren dos preceptos básicos:

1.      Keep it simple.
2.      Keep it functional

Una campaña publicitaria integral en nuestros tiempos está conformada por tres brazos, un tridente que abarca… un brazo en spot y/o video sumamente visual y de movimiento,  la parte impresa: periódicos, revistas, billboards, paradas de camión, y la parte virtual en redes (que es una combinación y adaptación de las dos primeras mencionadas). Coppel inicia sus campañas la mayoría de las veces desde la parte visual y de movimiento, ¿Cuál es el pro y el no tan pro de comenzar así?, la televisión es un medio pasivo, en el cual quien encuentra el mensaje (espectador), no hace absolutamente nada para recibirlo, por tanto el grado de interés o descubrimiento es bajo o nulo, no existe una comunicación intima (como en el caso de los medios impresos como revista o periódico donde tomamos el papel, lo pulsamos, respiramos su olor, que delimita nuestro espacio personal),  por tanto, solo existe un “gancho” que hace posible que un spot, comercial o video resulte atractivo y este gancho es: Despertar emociones… y aquí es donde Coppel es un verdadero maestro y nos vuelve a dar cátedras de una historia, un mensaje y un sinfín de emociones. Este año 2015 Coppel nos invita a volver a creer, ¡sí! a creer como cuando éramos niños en creer en la magia, en el amor, en compartir, en volver a creer en la familia en su calidez y protección, en el despertar maravilloso e ilusionado con el que abríamos los ojos la mañana de Navidad, en la emoción de las sorpresas.  

En primera instancia parecería que los protagonistas de este spot son los pequeños que forman parte de esta familia que después de compartir la cena de Noche Buena se prepara para Navidad… en realidad los protagonistas de estos 50 segundos de historia, son la magia, la calidez, la protección y el amparo de familia la aparición, la multiplicación de situaciones y sorpresas, la misma emoción que siente el niño al ver todos sus presentes, los cuales han aparecido por causa de un ser maravilloso, comprensivo y protector (Santa / mamá / papá), es la misma sensación que experimenta el papá al ver el rostro de sus hijos y los regalos multiplicados, hay pues también para él un ser maravilloso, comprensivo y protector que le acompaña en su misión como padre /madre y ese ser, bueno...es Coppel.

La historia de este spot está acompañada por una canción interpretada por Los Claxons, quienes vienen a refrescar completamente el mensaje navideño de la marca, en años pasados representado excelentemente bien por Jesse y Joy,  tenemos por tanto una melodía fresca, jovial y con un ritmo palpitante y agradable.

Volvamos a sentir al menos en esta temporada la magia, la emoción y la ternura que experimentamos en nuestros años infantiles.  

Bien hecho Coppel.

P.D. Me encanta que sigan apareciendo perritos en sus spots. 


Macu. Kitschmacu. 

miércoles, 7 de octubre de 2015

Renueva tu Hogar 2015: Ganador de la Renovación Total | Coppel




En 3 puntos muy sencillos esto de  Renueva tu hogar 2015 de Coppel. 

1.      Excelente el retorno y compromiso que muestra la empresa para con sus clientes.
2.      Impacto positivo, duradero y real en la calidad de vida de las personas ganadoras.
3.      Sensacional historia de vida.

Woody Allen tiene una frase que va maso menos así: “las cosas no se dicen, se hacen porque al hacerlas se dicen solas”, en este caso, la acción Coppel renueva tu hogar funciona en un plano similar, solo que acá Coppel lo dice, lo hace y lo comparte. Es aspiracional, una explosión de emociones en 3:11 minutos (sonreí, sentí como los ojos se me llenaban de lágrimas, me emocioné, sentí ansiedad por ver el cambio, mi piel se erizó al escuchar los comentarios y narraciones del ganador), acá otros tres puntos:

1.      Bien la información proporcionada al inicio del video, con la descripción nos recuerdan que esta es una actividad que se hace año con año, bien el touch emocional al hacer mención que el espacio más importante para una familia es su hogar.

2.      “Crecieron” la renovación al incluir el cambio de look (Jennifer López outfit por cierto, bien con ese detalle de recordación, muestreo y reforzamiento de línea).

3.      Bien otra vez con la información que proporcionan al segundo 57 cuando nuevamente aparecen datos del proceso a realizarse, texto que habla de trabajo en equipo, integración, acción y transformación.

Son muchos los que afirman que el marketing social no repercute directamente en ventas, en este caso me atrevo a afirmar que el marketing social tiene un impacto rotundo y positivo en percepción de marca, como consumidores es mucho más fácil sentirse identificado con una marca o corporación que se muestra “humana” a aquella que solo muestra interés por números, promociones, ofertas y cupones. No está mal mostrar el corazón un poquito.

He visto el video 3 veces y las 3 veces me dan ganas de llorar, I have a baby chicken heart!.

Bien hecho Coppel

Macu. Kitschmacu. 

Pd. Bastante agradable el nuevo loguito en plano de Renueva tu hogar. Bastante ligero a la vista. 

martes, 21 de abril de 2015

Coppel. El amorómetro




Coppel le gana tiempo al tiempo y suelta ya un spot amoroso y totalmente dirigido a las emociones, el día de las madres está cerca acá en México y que mejor manera de recordárnoslo con un muy, muy bonito spot. Desde acá, desde estas primeras líneas empezaré a decir que buena parte del vídeo contuve la respiración, la emoción y la lagrimita, me estoy estrenando como tía doble y todo aquello que tiene que ver con niños, descubrimientos y sentimientos me llega total y directamente al corazón. 

El amorómetro es un aparatito que con un casco bastante divertido y una maquinita con carita de robot y un corazoncito en la parte superior, muestra el gusto o disgusto que tiene la persona que porta el casco ante elementos que se le presentan en una cajita sorpresa.

Me agrada bastante el storytelling del spot: sencillo, envolvente, agradable de principio a fin, tuve un pequeño sesgo y es que el story me recordó un tanto el formato a estos videos http://goo.gl/rk8RhO, fuera de esa pequeña desviación de mi inconsciente:


1.       Increíblemente agradable la ambientación. Muy al estilo sueco, limpio, ordenado, iluminado, neutro y con toques bien cuidado de color.

2.       Me fascina la interacción entre la doctora-investigadora y los niños, resulta concreta, empática, confiable y acompaña a los niños en sus descubrimientos a lo largo de los 2 minutos que dura el spot.

3.       Niños siendo niños, honestos, reales, expresivos, interesados en conocer y explorar.

4.      Sonrisas, sonrisas y más sonrisas. No existe un momento del spot en el que no se vea una sonrisa. 


¿Qué es lo magnifico que encierra este video?, es que nos permite recordar hasta la ultima fibra del ser, de la forma más natural, pura e inocente el primer amor que conocimos y nos recibió en la vida. ¿Cómo no estremecerse ante el descubrir y redescubrir, volver casi tangible esa emoción caudalosa de lo que más queremos en todo el mundo?.


#PRIMEROMAMÁ


Bien Coppel, el branding está consumado,  y la marca avanza, se afianza cada vez más en el terreno de las emociones las historias y como he dicho en posts pasados, tenemos ante nuestros ojos el nacimiento de una Lovemark que promete llegar y no salir del corazón. El amor en las marcas llegó para quedarse. Genera conexiones emocionales con los consumidores y es un diferenciador en el mercado. Así de sencillo. 


Macu. Kitschmacu. The girl who knew too much. 

Post. No. 1410